El sacrificio, un acto de adoración que nos aproxima a Allah

Ir abajo

El sacrificio, un acto de adoración que nos aproxima a Allah

Mensaje  orgullosadeldin el Miér Abr 16, 2008 9:24 am

El sacrificio, un acto de adoración que nos aproxima a Allah

Traducción de la Jutbah
del viernes 5 de Dhul Hiyyah de 1428 H.
acorde al viernes 14 de diciembre de 2007
pronunciada por el Sheij Hamid Muhammad Waly
en la Mezquita del Centro Cultural Islámico
"Custodio de las Dos Sagradas Mezquitas, Rey Fahd"
en Buenos Aires

El sacrificio, un acto de adoración que nos aproxima a Allah

Alabado sea Allah, Quien nos guió [agraciándonos con la
fe] y no hubiéramos podido encaminarnos de no haber sido por Él. Atestiguo que no hay otra divinidad excepto Allah, Único, sin asociados. Atestiguo que Muhammad es Su siervo y Mensajero. ¡Allah! Bendice a Muhammad, su familia, sus compañeros y todos los que sigan su guía hasta el Día del Juicio Final.

¡Hermanos en el Islam! Recordad constantemente a Allah, glorificadle mañana y tarde, temedle como es debido y aproximaos a Él con obras piadosas. Y por cierto que entre los actos más importantes que corroboran la adoración sincera a Allah y son de gran beneficio para los siervos está la realización de los ritos del Hayy. Allah dice en el Sagrado Corán: {Y [también le ordenamos:] convoca a los hombres a realizar la peregrinación; vendrán a ti a pie, o sobre camellos exhaustos de todo lugar apartado. Para que atestigüen todas las gracias [de la peregrinación], y recuerden el nombre de Allah en los días consabidos al sacrificar las reses del ganado que Él les ha proveído. Comed, pues, de ellas, y dad de comer al indigente y al pobre.} (22:27-28 )

Y en otra aleya dice: {Por cierto que hemos prescripto a cada nación sus ritos. Recordad el nombre de Allah al sacrificar las reses que os proveímos. Vuestra divinidad es una sola. Someteos a Él, y albricia [¡Oh, Muhammad!] a los humildes [que obtendrán la bienaventuranza]} (22:34)
Entre las gracias que los peregrinos atestiguan al realizar el Hayy está la Casa Sagrada de Allah que fue construida por el Padre de los Profeta Abraham para que sea la Qiblah de los musulmanes y una prueba de la verdad de la profecía de Muhammad, el Sello de los Profetas. Otras de las gracias que pueden contemplarse durante el Hayy es la paz y hermandad de todos los que allí se reúnen para responder al llamado de Allah y aproximarse a Él mediante el cumplimiento de este rito grandioso. También se puede observar el espíritu de unión, solidaridad y benevolencia que envuelve a los peregrinos en esos días.
Y así como Allah dispuso que Le adoremos mediante la realización de los pilares del Islam y el cumplimiento de Sus mandatos también dispuso que nos aproximemos a Él con las gracias con las que nos ha bendecido, y una de las más importantes es el sustento y la carne de los animales con la que nos alimentamos.

Los animales de los cuales la gente se alimenta son una gracia muy grande, y es por ello que las personas pueden realizar una ofrenda como acto de adoración y agradecimiento para aproximarse más a Allah. Los animales que pueden ofrendarse son los vacunos, los ovinos, las aves de corral y demás animales establecidos por el Corán y la Sunnah.
El acto de adoración en la ofrenda se materializa cuando al sacrificar al animal se menciona el nombre de Allah diciendo: Bismillah ua Allahu Akbar “En el nombre de Allah y Allah es más grande”. Luego de ello se debe poner la intención de la ofrenda según sea la correspondiente al Hayy o a la ‘Umrah, o si es por una expiación o cualquier otro motivo que sea. Y si es sólo para extraer la carne y alimentarse, entonces basta con decir: Bismillah ua Allahu Akbar al momento del degüelle.

Es también un acto de adoración la benevolencia con el animal a sacrificar, pues el Mensajero de Allah dijo: “Allah ha establecido la benevolencia en todos los actos, por ello si sacrificáis un animal hacedlo con benevolencia y afilad muy bien el cuchillo para que no sufra”.
Este Hadiz establece un principio muy importante respecto al trato de los animales y que es la compasión. Y así como el animal que está por ser sacrificado merece compasión en el trato, los demás animales también tienen derecho a ser tratados con benevolencia.
El Islam exhortó antes que nadie al cuidado de los animales y al buen trato hacia ellos. Y es el Islam el sistema que realmente protege los derechos de los seres vivos en toda época y lugar, estableciendo normas para la preservación de los derechos de no sólo las personas sino también de los animales y de las plantas. Y no se limitó a los animales cuya carne es lícito comer sino que su preocupación se extendió a todos los animales en general.
Cuando se le preguntó al Mensajero de Allah sobre aquella mujer que encerró a un gato hasta que murió, pues no sólo que no le dio de comer sino que no le permitió que procurara su propio alimento cazando insectos, él respondió: “Ella será una de las moradoras del Infierno”.

¡Hermanos! Es importante respetar las normas establecidas por el Islam al sacrificar los animales, de modo que los mismos no sufran y se desangren hasta que su carne su purifique. Es por ello que el sacrificio se lleva a cabo mediante el degüelle una vez que el animal está calmo y sus músculos distendidos para que pueda desangrarse completamente. Y es importante mencionar el nombre de Allah al momento de producir el corte.

¡Hermanos en el Islam! Los animales pueden ser sacrificados para consumo personal, para repartir su carne entre los pobres o para agasajar a un huésped. También se pueden sacrificar como parte del rito del Hayy Tamattu‘ o del Hayy Qirân. En cambió en el Hayy Ifrâd que es la otra modalidad lícita para realizar la peregrinación, el sacrificio es recomendable y no obligatorio. También se puede sacrificar un animal con motivo del nacimiento de un hijo o hija, y en este caso este sacrificio es recomendable. Otra ofrenda es la que se realiza para expiar el incumplimiento de un rito obligatorio durante el Hayy o el incurrimiento en algún acto vedado durante el mismo. En este tipo de ofrenda, toda la carne debe ser repartida entre los pobres mientras que en las anteriores la persona que realiza el sacrificio puede comer de ella un poco y repartir el resto en caridad.

Entre los beneficios de esta forma de adoración podemos mencionar:
- Agradecer a Allah por el alimento y por haber sometido estos animales para el servicio del hombre.
- Acostumbrarse a comer carne del animal sacrificado según el rito islámico.
- Conocer las normas islámicas respecto al sacrificio de animales.
- Generar un espíritu solidario y de ayuda hacia los más necesitados.

¡Musulmanes! Procurad comer siempre alimentos lícitos y esforzaos por comer carne Halal. Y recordad que sacrificar un animal respetando las normas establecidas para ello y mencionando el nombre de Allah es un acto de adoración que Allah recompensa. Y finalmente os recomiendo que os abstengáis de todo lo dudoso que así preservaréis vuestra religión.

Que Allah nos bendiga con el Grandioso Corán y nos guíe para que Le temamos como Se merece. Y pido a Allah que perdones nuestros pecados, pues Él es Absolvedor, Misericordioso.

Segunda Jutbah

Alabado sea Allah, Quien fortalece y eleva a los creyentes. Atestiguo que no hay otra divinidad salvo Allah, Único sin asociados, y atestiguo que Muhammad es Su siervo y Mensajero, que la paz y las bendiciones sean con él, con su familia y compañeros.

¡Hermanos! El musulmán debe respetar las normas establecidas por el Islam para sacrificar un animal porque:



Primero: Es lo que Allah ha ordenado, además de haber dispuesto que el sacrificio sea un acto de adoración. Allah dice en el Sagrado Corán: {Comed de lo que [al momento de su degüello] se ha mencionado el nombre de Allah, si creéis en Sus normas.} (6:118)
Segundo: Porque el musulmán sincero cree con convicción que todo lo que Allah ordena es debido a que en ello hay un bien para Sus siervos y que todo lo que Él prohíbe es porque ello encierra un perjuicio para ellos.
Y tercero: Porque Allah acepta las obras y súplicas de quienes viven de lo lícito. Allah dice en el Sagrado Corán: {Allah sólo acepta [las oblaciones] de los piadosos.} (5:27) Y el Mensajero de Allah le dijo a Mu‘adh en una oportunidad: “Aliméntate de lo lícito que así Allah responderá tus súplicas”.

En la actualidad existen estudios que demuestran que la calidad de la carne del animal sacrificado según el rito islámico es superior a las otras, pues la carne del animal degollado y sacrificado en el nombre de Allah es una carne pura, limpia y libre de cualquier contaminación, mientras que la carne del animal que no es desangrado, es propensa a generar bacterias que la descomponen debido a la acumulación de sangre entre sus músculos si no se la conserva rápidamente a bajas temperatura a diferencia de la carne desangrada correctamente.
Las vacas que reciben una descarga eléctrica o un golpe de martillo para interrumpir y dañar sus centros nerviosos, permanecen rígidas y es por ello que acumulan mucha sangre en su carne, y esto puede observarse muchas veces cuando uno corta la carne de un animal sacrificado de esta forma. Contrariamente, el animal degollado cuyo sistema nervioso no se haya dañado se mueve y se contrae permitiendo de este modo desangrarse completamente.

¡Hermanos! Ingerir carne que no ha sido sacrificada islámicamente es perjudicial para la salud, pues la piel, por ejemplo, se envejece más rápidamente debido a las sustancias tóxicas contenida en la carne. Y es por su calidad y sus grandes beneficios que muchos frigoríficos en Europa han comenzado a sacrificar según el rito islámico. Entonces, si los no musulmanes se benefician de estas normas con más razón los musulmanes debemos aferrarnos a nuestra legislación y adorar a Allah mediante los animales que sacrificamos para alimentarnos.

¡Hermanos! Recordad que alimentarse de carne Halal influye sobre el comportamiento y la fe del creyente, pues lo impulsa a las virtudes y a buenos modales como la honestidad, la lealtad y la rectitud; así como también preserva la integridad de su familia. Quien vive de lo lícito está próximo a Allah, y es por ello que Él lo protege, auxilia y guía.

Es importante remarcar que si bien el Corán menciona la legalidad de comer la carne de los cristianos y judíos, es un deber asegurarse que la misma sea sacrifica correctamente. Allah dice en el Sagrado Corán: {Hoy se os ha permitido todo lo beneficioso. El alimento [animales sacrificados] de quienes han recibido el Libro [la Torá y el Evangelio] es lícito para vosotros, y vuestro alimento es lícito para ellos.} (5:5)
También es importante saber que Allah dice: {Se os ha prohibido [beneficiaros de] la carne del animal muerto por causa natural, la sangre, la carne de cerdo, la de todo animal que haya sido sacrificado invocando otro nombre que no sea el de Allah, la del animal muerto por asfixia, golpes, caída, cornada o matado por las fieras, a menos que haya sido herido por ellas y alcancéis a degollarlo [antes de que muera], y la del que ha sido inmolado en altares [para los ídolos].} (5:3)

¡Hermanos! Os exhorto a que os preocupéis por procurar alimentos totalmente lícitos para que así Allah os agracie en esta vida y en la Otra. Así como también exhorto a los empresarios musulmanes a que inviertan en frigoríficos islámicos para que contribuyan a que todos los musulmanes coman carne Halal, pues Allah les retribuirá en esta vida con un negocio próspero lleno de ganancias y en la otra los colmará de recompensas.

Y precaveos de aquellos que no temen a Allah y engañan a los demás vendiéndoles carne Halal cuando en verdad no ha sido sacrificada islámicamente. Y recordadles que Allah castiga a quienes estafan a los demás y cometen fraude. Que recapaciten y se arrepientan antes de que les llegue la hora y sus súplicas no sean aceptadas.

¡Hermanos! Sabed que si os es difícil conseguir carne Halal Allah ha hecho lícito muchísimos otros alimentos ricos en proteínas que podéis ingerir en reemplazo de la carne. Y recordad que procurar lo lícito es siempre un acto que Allah recompensa, pues quien se esfuerza por vivir y alimentarse sólo de lo lícito seguramente está muy ligado a Allah y no descuida el resto de las obligaciones.

Y temed a Allah y pedidle que os ayude y sabed que Allah es a Quien debéis implorar el socorro; tened paciencia y sed perseverantes. Y pedid bendiciones por el Profeta Muhammad, y repetid: Allahumma salli ‘ala Muhammadin

_________________
Corán: "Allah mismo se encarga de volver (de perdonar) a los que han pecado por ignorancia
y que se arrepienten luego. Allah les perdona, porque es sabio y prudente".

avatar
orgullosadeldin
moderador
moderador

Cantidad de envíos : 677
Localización : Al Andalus
Fecha de inscripción : 31/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.