La familia es la base de la sociedad islámica. se valora enormemente la paz y la seguridad que una unidad familiar estable ofrece, y ello se considera esencial para el desarrollo espiritual de sus miembros

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La familia es la base de la sociedad islámica. se valora enormemente la paz y la seguridad que una unidad familiar estable ofrece, y ello se considera esencial para el desarrollo espiritual de sus miembros

Mensaje  orgullosadeldin el Miér Jul 09, 2008 11:24 am

La familia es la base de la sociedad islámica. se valora enormemente la paz y la seguridad que una unidad familiar estable ofrece, y ello se considera esencial para el desarrollo espiritual de sus miembros.

Un orden social armónico, para el Islam, se deriva de la existencia de familias numerosas, donde los hijos, que son estimados como un tesoro, raramente abandonan el hogar antes de casarse.

El matrimonio islámico no es un sacramento, sino un simple contrato legal en que cada parte tiene libertad de incluir condiciones. El divorcio no es común, aunque no se prohíbe como último recurso. Según el islam, no se puede obligar a ningún/a joven a casarse contra su voluntad. Sus padres simplemente pueden sugerirles jóvenes que consideren adecuados.

En el mundo islámico no hay asilos de ancianos. el esfuerzo de cuidar a los padres en la ancianidad se considera un honor, una bendición y una oportunidad para un mayor desarrollo espiritual. Allah, el Altísimo, no solo pide que se rece por ellos sino que exige una compasión sin limites hacia ellos, recordándonos que cuando éramos pequeños y desvalidos ellos nos prefirieron por sobre ellos. A las madres se les honra especialmente: el Profeta, la paz sea con el, enseño que "el paraíso esta a los pies de las madres". Servir a los padres es el deber más importante de un musulmán, luego de la oración; se considera despreciable irritarse cuando sin que sea su culpa, los ancianos se tornan difíciles.

INDICE
La Institución Familiar

El Musulmán y Sus Padres

Educación y Buen Trato con los Familiares y Vecinos
La Preocupación del Islam por la Ancianidad

La Educación y Buen Trato a los Padres y los Hijos

_________________
Corán: "Allah mismo se encarga de volver (de perdonar) a los que han pecado por ignorancia
y que se arrepienten luego. Allah les perdona, porque es sabio y prudente".

avatar
orgullosadeldin
moderador
moderador

Cantidad de envíos : 677
Localización : Al Andalus
Fecha de inscripción : 31/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

La Institución Familiar

Mensaje  orgullosadeldin el Miér Jul 09, 2008 11:25 am

La Institución Familiar

Es la institución a través de la cual una generación prepara a la que la reemplazará para el servicio de la civilización humana y para el cumplimiento de sus obligaciones sociales.

Cada generación desea que la que le preceda sea mejor que la de ellos. La familia puede ser llamada, entonces la principal fuente de progreso de una sociedad. El Islam le dedica a la familia una atención particular, la unidad familiar es una piedra fundamental para los musulmanes, ya que esta provee un ambiente sano y de unidad social.

El Sagrado Qur'an y el Mensajero de Allah , enseñan el especial buen trato que el musulmán debe tener hacia sus padres primero y hacia sus parientes más cercanos, aun, si los parientes no comparten la fe de uno, el buen musulmán no tiene que cortar lazos o tratarlos diferente, debe tener con todos sus familiares las mejores maneras, respeto y cariño.

El Trato justo con los parientes es ordenado en el Islam, pero debe ser del patrimonio personal dentro de los limites de la justicia y el juego limpio.

Luego de los parientes se debe tener especial respeto por los vecinos ya que un vecino también es un pariente, luego un vecino ajeno también debe ser respetado y por ultimo un vecino temporal o casual con el que uno tuvo ocasión de vivir o viajar por algún tiempo.

Todos merecen cortesía y trato. El Mensajero de Allah dijo que los derechos de los vecinos le fueron tan enfatizados por el Ángel Gabriel que el llegó a pensar que los vecinos tendrían derecho a la herencia.

En resumen, el musulmán debe tener buenas maneras con toda la sociedad, empezando desde su casa y pasando por cada circulo social que lo rodea.

_________________
Corán: "Allah mismo se encarga de volver (de perdonar) a los que han pecado por ignorancia
y que se arrepienten luego. Allah les perdona, porque es sabio y prudente".

avatar
orgullosadeldin
moderador
moderador

Cantidad de envíos : 677
Localización : Al Andalus
Fecha de inscripción : 31/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

La Preocupación del Islam por la Ancianidad

Mensaje  orgullosadeldin el Miér Jul 09, 2008 11:26 am

La Preocupación del Islam por la Ancianidad

Sheij Muhammad Abdurahman Muhammad.

El Hombre vive en esta tierra los ciclos de la niñez, la juventud, la madurez y la ancianidad. Esta ultima se asocia a la deficiencia en la salud, a veces la decadencia mental, la debilidad, todas producto de la vejez. dice Allah :

"Allah es Quien os crea débiles, luego os fortalece y finalmente os debilita nuevamente envejeciéndoos. Él crea lo que quiere porque es Omnisciente y tiene poder sobre todas las cosas." (30:54)

Algunas sociedades han implementado diversos métodos para orientar a los ancianos, la jubilación, los asilos de ancianos. Y si bien existen algunas naciones mas cordiales con la ancianidad que otras, la mayoría no tiene en cuenta la felicidad de los mas ancianos sino la comodidad de los más jóvenes. Y por más que sean satisfechas las necesidades materiales de los ancianos no satisfacen sus necesidades afectivas, esto provoca depresión psíquica, de la que sufren muchos ancianos.

Especialmente se ha observado que los que alcanzan la ancianidad pueden otorgar fortaleza a sus familiares, pueden participar en emitir opiniones, y en aconsejar sobre la base de la sabiduría y la experiencia, siendo estas virtudes muy valoradas en el Islam. Ellos pueden asumir actividades adecuadas a su edad bajo vigilancia medica, sus familiares deben incentivarlos a realizar actividades de distracción, conjuntamente con la alimentación adecuada y ejercicios físicos.

El Islam confirma que la familia solidaria es el mejor medio para ofrecer asistencia a nuestros ancestros, de manera mucho mas eficaz y que nunca podrían lograr los organismos públicos y las instituciones médicas. El musulmán no debe abandonar el cariño que otorga la familia al anciano, cuyas raíces se encuentran en el alma, y que brota de la esencia humana primordial sobre la que Allah fundó al hombre. Los de edad avanzada no desean estar aislados de la gente, en residencias al efecto, sino por el contrario en una comunidad única, solidaria. Los cuidados del hijo a su padre, de la esposa al esposo, de vecino a vecino, de amigo a amigo, constituyen la sustancia de la conducta islámica.

"Tu Señor ha ordenado que no adoréis sino a Él y que seáis benévolos con vuestros padres. Si uno de ellos o ambos llegan a la vejez, no seáis insolentes con ellos y ni siquiera les digáis: ¡Uf! Y háblales con dulzura y respeto. Trátales con humildad y clemencia, y ruega: ¡Oh, Señor mío! Ten misericordia de ellos como ellos la tuvieron conmigo cuando me educaron siendo pequeño." (17:23-24)

Por lo tanto, el Islam exhorta a obedecer a los padres, porque esto es una obediencia a Allah , entonces, desobedecerlos es desobedecer a Allah. En el Sagrado Qur'an encontramos muchos versículos que refuerzan este postulado:

"Adorad a Allah y no Le asociéis nada. Sed benevolentes con vuestros padres, parientes, con los huérfanos, pobres, vecinos parientes y no parientes, el compañero, el viajero insolvente y con vuestros esclavos. Allah no ama a todo arrogante jactancioso." (4:36)

"Y por cierto que ordenamos al hombre ser benevolente con sus padres. [Y debe saber que] Su madre lo ha llevado [en el vientre] con esfuerzo y le ha dado a luz con dolor, y que el período del embarazo y la lactancia dura treinta meses. Que cuando alcance la madurez, al llegar a los cuarenta años, diga: ¡Oh, Señor mío! Haz que sepa agradecerte los favores que nos has concedido, tanto a mí como a mis padres, y que pueda realizar obras buenas que Te complazcan, y concédeme una descendencia [creyente y] bondadosa. Ciertamente me arrepiento [de mis pecados] y me someto a Ti. A éstos [agradecidos] les aceptaremos sus buenas obras y les perdonaremos sus faltas. Ellos morarán en el Paraíso como se les había prometido, pues Allah cumple Sus promesas. " (46:15-16)

La orden divina de obedecer a los padres y ser benevolentes con ellos, también es para con los padres que no fueran musulmanes, caso en el cual su hijo/a ( musulmán/a) debe obedecerlos en todo excepto en aquello que desobedezca a Allah y Su Mensajero . Este principio se encuentra entre los consejos del sabio Luqman en el Sagrado Qur'an:

"Y [recuerda] cuando Luqmân exhortó a su hijo diciéndole: ¡Oh, hijito! No Le atribuyas a Allah copartícipes, pues la idolatría es una enorme injusticia. Le hemos ordenado al hombre ser benevolente con sus padres. Su madre le lleva [en el vientre] soportando molestia tras molestia, y su destete es a los dos años. Sed agradecidos conmigo y con vuestros padres; y sabed que ante Mí compareceréis. Si vuestros padres se esfuerzan por hacer que Me asociéis copartícipes no les obedezcáis, pues es sabido que carecen de fundamento válido, pero tratadles con respeto. Seguid el camino de los piadosos, pues ante Mí compareceréis y os informaré de lo que hacíais." (31:13-14-15)

Así mismo el Islam impone sustentar a los padres en ocasiones de pobreza y necesidad, ancianidad, enfermedad, etc.:

"Te preguntan [¡Oh Muhammad!] acerca de la caridad. Diles: Lo que deis, que sea para vuestros padres, parientes, huérfanos, pobres y viajeros insolventes. Ciertamente lo que hagáis de bien Allah lo sabe." (2:215)

Así mismo el sagrado Qur'an menciona ejemplos iluminantes, destacados en las historias de los profetas, como la de Moisés con las hijas de Shu'aib (Jetro), cuando ellas se vieron obligadas a trabajar, debido a la ancianidad de su padre, dice Allah : "Cuando llegó al pozo de agua de Madián, encontró pastores dando de beber a sus rebaños, y vio que apartadas de ellos había dos mujeres que sujetaban a sus rebaños, entonces les preguntó: ¿Qué os sucede? Respondieron [ellas]: No podemos dar de beber a nuestro rebaño hasta que los pastores no terminen con los suyos, y nuestro padre es ya un anciano [y no puede venir]. Luego [cuando los pastores se hubieron retirado, levantó la pesada roca que cubría el pozo y] le dio de beber al rebaño por ellas, y finalmente se retiró exhausto a la sombra y exclamó: ¡Señor mío! Realmente necesito cualquier gracia que me concedas. Y [más tarde] una de ellas regresó y acercándose a él con recato dijo: Mi padre te llama para retribuirte por haber dado de beber a nuestro rebaño. Y cuando se presentó ante él, le relató su historia; y [el padre de las dos mujeres] le dijo: No temas, [aquí] estás a salvo de los opresores. Una de ellas dijo: ¡Oh, padre! Contrátalo, pues qué mejor que contratar a un hombre fuerte y honesto. Dijo [el padre de las dos mujeres a Moisés]: Quisiera casarte con una de mis dos hijas a condición de que trabajes con nosotros durante ocho años, y si deseas quedarte diez será algo que tú hagas voluntariamente. Ésta no será una tarea difícil ni pesada; me encontrarás, si Allah quiere, entre los justos. Dijo [Moisés]: Estoy de acuerdo. Cualquiera que sea el plazo que yo cumpla no se me reprochará, y Allah es testigo de lo que decimos." (28:23 a 28)

Es sabido que los ancianos son de buen talante, que la advertencia a los hijos desde pequeños sobre el respeto hacia ambos padres y abuelos, de la dignidad de los ancianos, y de la obligación de los pequeños y los jóvenes respecto de ellos, es de la sustancia de nuestra creencia. El Profeta expresó: " No es de los nuestros quien no tiene misericordia por los pequeños, ni respeta el de derecho de nuestros mayores". El Islam convoca para con estos misericordia, afecto y ternura.

Respetar a los ancianos se concreta escuchándo de buena voluntad sus consejos, mencionándolos con respeto y gratitud, anteponiéndolos cuando se habla o se camina. El hombre sabio es aquel que reconoce en cada persona su respetabilidad y categoría.

El Mensajero de Allah dijo: " Parte de la exaltación de Allah es honrar a los de canas, a los ancianos". También dijo: " Honra un joven a un anciano, y Allah sin excepción determina su favor a quien lo honre en su ancianidad".

_________________
Corán: "Allah mismo se encarga de volver (de perdonar) a los que han pecado por ignorancia
y que se arrepienten luego. Allah les perdona, porque es sabio y prudente".

avatar
orgullosadeldin
moderador
moderador

Cantidad de envíos : 677
Localización : Al Andalus
Fecha de inscripción : 31/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El Musulmán y Sus Padres

Mensaje  orgullosadeldin el Miér Jul 09, 2008 11:26 am

El Musulmán y Sus Padres

Una de las principales características del verdadero musulmán es su trato respetuoso hacia los padres. El Islam estimula el respeto y el trato amable y afectuoso hacia los padres en muchos textos decisivos del Qur'an y de la Sunnah. Cualquier musulmán que lea estos textos no tendrá otra opción, más que adherirse a sus enseñanzas y tratar a sus padres con benevolencia y respeto, sin importar las circunstancias o el estado de la relación entre hijos y padres.

Por su lectura del Qur'an, el musulmán comprende la elevada condición en la que Allah (swt) ha colocado a los padres, y ésta es una condición que la humanidad nunca conoció excepto en el Islam, pues ha colocado el respeto por los padres inmediatamente después de la creencia en Allah (swt) y la verdadera adoración a El. Muchas aleyas del Qur'an describen la complacencia de los padres como en segundo término, después de la complacencia a Allah (swt), y confirma que el buen trato a los padres es la mejor de las buenas acciones después de tener fe en Allah (swt).

“Adorad a Allah y no Le asociéis nada. Sed benevolentes con nuestros padres…” (4:36)

Por tal razón, el musulmán que realmente comprende las enseñanzas de su religión es más afectuoso y más respetuoso hacia sus padres que ninguna otra persona en el mundo. Esto no se detiene cuando abandona su hogar para casarse y tener su propia familia, y lleva su propia vida independiente y ocupada. Su respeto y cariño hacia sus padres sigue en curso, y permanecerá como una parte de su comportamiento hasta el fin de su vida, de acuerdo con la enseñanza coránica que ha prescrito el tratamiento amable hacia nuestros padres de por vida, especialmente cuando llegan a mayores y necesitan especial atención, y tienen mayor necesidad de palabras amables y de un buen cuidado:

“Tu Señor ha ordenado que no adoréis sino a Él y que seáis benévolos con vuestros padres. Si uno de ellos o ambos llegan a la vejez, no seáis insolentes con ellos y ni siquiera les digáis: ¡Uf! Y háblales con dulzura y respeto. Trátales con humildad y clemencia, y ruega: ¡Oh, Señor mío! Ten misericordia de ellos como ellos la tuvieron conmigo cuando me educaron siendo pequeño.” (17:23-24)

El musulmán cuyo corazón ha sido iluminado con la luz de la guía coránica, siempre está mas receptivo y sensible de esta instrucción divina, al leer la aleya que prescribe el buen trato a los padres. Por eso, su afecto y respeto hacia ellos se acrecienta, y siempre está más dispuesta a servirlos. El o ella hacen todo lo posible para complacerlos aunque tenga un esposo o esposa, una casa, hijos, y otras responsabilidades propias.

“ Adorad a Allah y no Le asociéis nada. Sed benevolentes con vuestros padres…” (4:36)

“Le he ordenado al hombre ser benevolente con sus padres…” (29:Cool

“Le hemos ordenado al hombre ser benevolente con sus padres. Su madre le lleva [en el vientre] soportando molestia tras molestia…” (31:14)

Cualquiera que observe las fuentes islámicas en lo concerniente al tratamiento afectuoso de los padres, encontrará también una numerosísima cantidad de Ahadiz que refuerzan el mensaje de las aleyas citadas anteriormente, y reiteran las virtudes de amabilidad y respeto hacia nuestros padres, así como también advierten contra la desobediencia y maltrato hacia ellos por cualquier motivo.

Abdullah Ibn Mas'ud (RA) dijo: “ Le pregunté al Profeta (sws): ¿Cuál es el acto mas amado por Allah?. Dijo: La oración ofrecida a tiempo. Le pregunté nuevamente: ¿Y luego cual?, El contestó: El afecto y el respeto hacia los padres…”.

El Profeta (sws), gran educador, colocó el afecto y el respeto hacia los padres entre los dos actos más grandes en el Islam.

Un hombre se presentó ante el Profeta para hacer el juramento de fidelidad (bai'ah) y para comprometerse a emprender la emigración (hiyrah) y el yihad con la esperanza de recibir la recompensa de Allah. El Profeta (sws) no se apresuro en aceptar si bai'ah, sino que le preguntó: “¿Alguno de tus padres está vivo?”. El hombre respondió: “Sí, ambos”: El Profeta (sws) le preguntó: “¿Y tú deseas recibir la recompensa de Allah (swt)?”. El hombre replicó: “Así es”. Entonces bondadoso y compasivo el Profeta (sws) le dijo: “Vuelve con tus padres y permanece en su compañía de la mejor manera posible”.

De acuerdo a un relato narrado por Al Bujari y Muslim, un hombre se presentó y le pidió permiso al Profeta (sws) para participar en el yihad. El le preguntó: “ ¿Tus padres están vivos?”. El hombre contestó: “Si”. Y el Profeta (sws) dijo: “Entonces esfuerzote (yihad) cuidando de ellos”.

Cuando la madre de Sa'd ibn Abi Uaqqas objetó a su hijo haber abrazado el Islam, ella le dijo: “Abandona el Islam, o no comeré y me dejaré morir. Entonces sentirás vergüenza ante los árabes, pues ellos dirán que mataste a tu madre”. Sa'd le dijo: “Deberías saber, por Allah (swt), que aunque tuvieras cien almas, y abandonaran tu cuerpo una tras otra, yo jamás abandonaría el Islam”. Luego Allah (swt) reveló una aleya que el Profeta recitó a los musulmanes por la severidad de la réplica a su madre:

“Si vuestros padres se esfuerzan por hacer que Me asociéis copartícipes no les obedezcáis, pues es sabido que carecen de fundamento válido, pero tratadles con respeto…” (31:15)

El deber de tratar a los padres con amabilidad y respeto se implantó en la conciencia de los musulmanes, por eso ellos se apresuran en tratar bien a sus padres durante su vida y después de su muerte. Existen numerosos relatos y Ahadiz que señalan esto, por ejemplo, el relato que describe como una mujer de Yuhainah fue hacia el Profeta (sws) y le dijo: “Mi madre hizo una promesa (nadhr) de efectuar el Hayy, pero no la pudo cumplir antes de morir. ¿Puedo realizar yo el Hayy en su nombre?”. El respondió: “Así es. Ve y realiza el Hayy en su nombre. Si supieras que tu madre tiene una deuda, ¿No la cancelarías por ella? Compensa lo que es debido a Allah, porque Allah tiene más derecho a ser compensado”.

El Profeta (sws) prescribió a sus seguidores tratar a sus padres con amabilidad y respeto, aunque fueran adeptos a otra religión. Esto esta claro en el hadiz de Asma' Bint Abu Bakr (ra), quien dijo: “Mi madre vino a visitarme durante la época del Profeta (sws), y ella era una idólatra. Entonces le pregunté al Profeta (sws): “Mi madre ha venido a visitarme y necesita mi ayuda ¿Debo ayudarla?”, El contestó: “Si, mantén buena relación con tu madre y ayúdala.”

Los verdaderos musulmanes comprenden el significado de esta guía coránica y las enseñanzas del Profeta (sws), no pueden sino ser los mejores y más afectuoso entre todas las personas hacia sus padres, en todo momento. Esta era la practica de los sahabah, y de quienes los seguían con sinceridad. Un hombre le preguntó a Sa'id Ibn Al Musaiiah (ra): “Comprendo todas las aleyas acerca de la amabilidad y respeto hacia los padres, con la excepción de la frase “…háblales con dulzura y respeto…” ¿Cómo puedo hablarles con dulzura y respeto? Sa'id le contestó: “Significa que debéis dirigiros hacia ellos como el siervo se dirige a su amo”. Ibn Sirin (ra) solía hablar a su madre con voz suave, como la de una persona enferma, por respeto a ella.

_________________
Corán: "Allah mismo se encarga de volver (de perdonar) a los que han pecado por ignorancia
y que se arrepienten luego. Allah les perdona, porque es sabio y prudente".

avatar
orgullosadeldin
moderador
moderador

Cantidad de envíos : 677
Localización : Al Andalus
Fecha de inscripción : 31/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

La Educación y Buen Trato a los Padres y los Hijos

Mensaje  orgullosadeldin el Miér Jul 09, 2008 11:27 am

La Educación y Buen Trato a los Padres y los Hijos

Los Padres

Una de las características principales que distingue al verdadero musulmán es que trata a sus padres con cortesía y cordialidad, no meramente porque sean la causa de nuestra existencia o por los cuidados que nos han dado de pequeños, sino porque tratarlos de esta manera es una de las obligaciones más importantes que nos prescribió el Islam, como claramente está mencionado en el Corán y en la Sunnah . Tanta es la importancia de la obediencia a los padres, que Allah la menciona en el Sagrado Corán conjuntamente con la obediencia a Allah, dice:

{ Tu Señor ha ordenado que no adoréis sino a Él y que seáis benévolos con vuestros padres. Si uno de ellos o ambos llegan a la vejez, no seáis insolentes con ellos y ni siquiera les digáis: ¡Uf! Y háblales con dulzura y respeto. Trátales con humildad y clemencia, y ruega: ¡Oh, Señor mío! Ten misericordia de ellos como ellos la tuvieron conmigo cuando me educaron siendo pequeño. } [17:23-24]

Y dice también:

{ Le hemos ordenado al hombre ser benevolente con sus padres. Su madre le lleva [en el vientre] soportando molestia tras molestia... } [31:14]

Dijo el Profeta ( ) al hombre que le preguntó: ¡Oh, Mensajero de Allah! ¿Quién es la persona que más se merece mi compañía? Él respondió: "Tu madre". El hombre preguntó: ¿Luego quién? El Profeta ( ) respondió: "Tu madre". El hombre preguntó: ¿Luego quién? El Profeta ( ) dijo: "Tu madre". Y el hombre preguntó nuevamente: ¿Y luego quién? Y el Profeta ( ) dijo: "Luego tu padre".

Y dijo ( ) también: '¿Acaso os debo decir cuál es el mayor de los pecados?'. Alguien dijo: ‘¡Sí, Mensajero de Allah!". Él dijo: 'Asociar copartícipes a Allah y desobedecer a vuestros padres'".

Y dijo ( ) también: ¿Queréis que os informe cuáles son los pecados más graves?" Nosotros dijimos: "Por supuesto, Mensajero de Allah". Él dijo: "Asociar algo a Allah, y desobedecer a los padres". Súbitamente, mientras estaba reclinado, se enderezó y dijo: "Y prestar falso testimonio" y siguió repitiéndolo hasta que deseamos que se detuviera.

Y dijo ( ) también: “No puede compensar el hijo a su padre a menos que lo encuentre en estado de esclavitud y compre su libertad”.

Narró Ibn Masud: Pregunté al Mensajero de Allah: ‘¿Cuál es la acción más amada por Allah? Él contestó: Celebrar cada oración en su debido tiempo. Luego le pregunté: ¿Y luego cuál? Él dijo: “Tratar a vuestros padres con misericordia y respeto.” Y luego de ese acto ¿cuál? Él dijo: El yihâd (la lucha) por la causa de Allah.”

Un hombre vino a ver al Profeta ( ) para jurarle fidelidad y emprender la Hiyrah y el Yihâd con la esperanza de recibir la recompensa de Allah. El Profeta ( ) no se apresuró en aceptar su Bai‘ah (compromiso, juramento), sino que le preguntó: "¿Tienes a tus padres vivos?" El hombre le respondió: Si, ambos están vivos. El Profeta () le preguntó: "¿Deseas obtener la recompensa de Allah?" El hombre le contestó afirmativamente. Entonces el compasivo y clemente Profeta ( ) le dijo: "Regresa con tus padres y trátalos de la mejor manera posible".

Según un informe narrado por Al Bujâri y Muslim , un hombre le pidió al Profeta () permiso para participar en el Yihâd . El Profeta ( ) le preguntó: "¿Tienes a tus padres vivos?" El hombre le contestó afirmativamente. Entonces el Profeta ( ) le dijo: "Esfuérzate haciéndote cargo de ambos".

El musulmán que comprende el derecho de sus padres y los cumple para complacer a Allah respetando sus mandatos, se atiene también a las siguientes formas de respeto hacia ellos:

1. Obedecerles en todo lo que nos ordenen o nos prohíban hacer, siempre que eso no implique desobedecer a Allah, contradiciendo algo de la Sharia, ya que no se debe obedecer a un ser creado si eso implica desobedecer al creador. Dice Allah en el Corán:

{ Si vuestros padres se esfuerzan por hacer que Me asociéis copartícipes no les obedezcáis, pues es sabido que carecen de fundamento válido, pero tratadles con respeto... } [31: 15]

Y dijo el Profeta ( ): “La obediencia es debida solo en lo correcto”.

2. Honrarlos, tratarlos con cariño y generosidad. Hablarles con dulzura y respeto, sin jamás elevarles la voz. Siempre consultarlos en las decisiones importantes, como por ejemplo no emprender largos viajes sin consultarlos.

3. Distinguirlos de todas las formas posibles, ocupándose de alimentarlos y vestirlos de la mejor manera posible, cuidar su salud y protegerlos de todo perjuicio.

4. Fortalecer los lazos familiares que solo tenemos a través de ellos, suplicando por ellos y pidiendo el perdón de sus faltas.

Los Hijos

El musulmán sabe que sus hijos tienen derechos que debe cumplir, entre estos derechos se encuentra: Elegirles un bello nombre, ofrecer una fiesta de ‘Aquiqa por su nacimiento, ser cariñosos y cuidadosos con todas sus necesidades de educación y crecimiento, para que sean personas rectas, conocedoras de su religión. Podemos encontrar esta orientación en textos del Corán y la Sunnah .

1. Dice Allah en el Corán:

[ Las madres divorciadas también amamantarán a sus hijos dos años si desean completar la lactancia, y el padre tiene la obligación de proveer a la madre de su hijo el sustento diario y la vestimenta de acuerdo a sus recursos, a nadie se le exige fuera de sus posibilidades. ] (2:233)

Se desprende que es obligación de los padres mantener a sus hijos y proveerles de todas sus necesidades.

2. Dijo el Profeta ( ) al ser preguntado sobre el peor de los pecados: “Que asocies a alguien en la adoración a Allah, siendo que ÉL te creó, que mates a tus hijos por miedo a la indigencia y que cometas fornicación con la esposa de tu vecina”. Este Hadiz indica que se debe tener amor y preocupación por los hijos, cuidando su educación y crecimiento físico, emocional e intelectual.

Dijo el Profeta durante la fiesta de aquiqa de un niño: “El niño depende de su fiesta de aquiqa, donde se ofrece un cordero por él el séptimo día de su nacimiento, se le asigna un nombre y se rasura su cabecita”.

Dijo () en otro Hadiz: "La fitrah consiste en cinco puntos: circuncidarse, afeitarse el vello del pubis, depilarse las axilas, cortarse las uñas y recortarse el bigote".

Y dijo ( ): “Sed generosos con vuestros hijos, y educadlos correctamente, porque los hijos son un regalo que habéis recibido”.

Dijo también: “Sed justos entre los hijos niños y niñas, pero si tuviera que preferir a unos sobre otros, preferiría a las niñas”.

Dijo ( ) por último indicando la orientación religiosa en la educación de los hijos: "Instruid a vuestros hijos en la oración cuando tengan siete años, y reprendedlos si no lo hacen a los diez. Y separad sus dormitorios".

_________________
Corán: "Allah mismo se encarga de volver (de perdonar) a los que han pecado por ignorancia
y que se arrepienten luego. Allah les perdona, porque es sabio y prudente".

avatar
orgullosadeldin
moderador
moderador

Cantidad de envíos : 677
Localización : Al Andalus
Fecha de inscripción : 31/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Educación y Buen Trato con los Familiares y Vecinos

Mensaje  orgullosadeldin el Miér Jul 09, 2008 11:28 am

Educación y Buen Trato con los Familiares y Vecinos

Los familiares

El Islam ha reconocido los vínculos de parentesco de un modo que no tiene paralelo en otras religiones o "doctrinas", ordenando a los musulmanes mantener los vínculos de parentesco y condenando a quien quebrante este vínculo.

No hay mayor prueba del énfasis colocado por el Islam en los vínculos de parentesco que el vívido retrato trazado por el Profeta ( ) , quien describió al vínculo de sangre (rahim) como algo erguido, situado en el vasto escenario de la creación, pidiendo el refugio de Allah para no ser cortado. Allah respondió su oración velando por aquellos que mantienen los vínculos de parentesco o de consanguinidad, y abandonando a aquellos que cortan esos vínculos. Esto puede ser apreciado en el Hadîz sahîh narrado por Abû Hurairah , quien dijo:

"El Profeta ( ) dijo: 'Allah creó el universo, y cuando Él terminó, el vínculo de consanguinidad (rahim) se levantó y dijo: "Quien se incorpora es alguien que busca Tu protección para no ser cortado." Allah dijo: "Sí, ¿Te complacería si Yo protegiera a aquellos que te cuidan, y olvidara a quienes te cortan? Y el vínculo contestó: "Por supuesto." Allah dijo: "Entonces tu pedido está concedido." Luego el Profeta ( ) dijo: 'Si tú los deseas recita:

[ Si no obedecéis corromperéis la Tierra y cortaréis los lazos familiares. ¿Acaso esto os agrada? Éstos son a quienes Allah ha maldecido haciendo que se comporten como sordos y ciegos. ] (47:22-23)

Muchas aleyas del Corán reiteran y afirman la posición de los familiares en el Islam, estimulando a las personas a sostener los vínculos de parentesco e infundiendo un fuerte sentido en cuanto a la importancia de reconocerlos y evitar descuidarlos, advirtiendo también contra el abuso de ellos. Una de estas aleyas es la siguiente:

[ Temed a Allah, en Cuyo nombre os reclamáis vuestros derechos, y respetad los lazos de parentesco... ] (4:1)

Esta aleya prescribe al hombre el temor a Allah ante todo, luego el respeto por los parientes y familiares en segundo lugar, con el fin de enfatizar su importancia.

Para el fiel musulmán el hecho de que el familiar esté mencionado a menudo en conjunción con la creencia en Allah y el buen trato a los parientes, es suficiente para confirmar su condición e importancia:

[ Tu Señor ha ordenado que no adoréis sino a Él y que seáis benévolos con vuestros padres... ] (17:23)

[ Ayuda a los parientes, también al pobre y al viajero insolvente, pero sin ser pródigo. ] (17:26)

[ Adorad a Allah y no Le asociéis nada. Sed benevolentes con vuestros padres, parientes, con los huérfanos, pobres, vecinos parientes y no parientes, el compañero, el viajero insolvente y con vuestros esclavos... ] (4:36)

"Un hombre dijo: '¡Oh, Mensajero de Allah! Háblame de una buena acción que me garantice la entrada al Paraíso.' El Profeta ( ) dijo: 'Adora a Allah y no Le asocies nada, establece la oración regularmente, paga el z akâh , y mantén los lazos de parentesco".

"El Profeta ( ) dijo: 'Quien quiera que su rizq (provisión) se incremente y su vida se extienda, debe mantener los vínculos de parentesco"

El Profeta elevó sus enseñanzas hacia un nuevo pico, cuando prescribió a sus seguidores tratar a sus padres con afecto y respeto, aunque fueran adeptos a otra religión. Esto está claro en el Hadîz de Asmâ' Bint Abî Bakr As Siddîq , quien dijo:

"Mi madre vino a mí, y ella era una mus rikah , en la época del Profeta ( ) . Entonces, le pregunté al Profeta: 'Mi madre ha venido a mí y necesita mi ayuda ¿Debo ayudarla?' Él contestó: ‘Si, mantén contacto con tu madre y ayúdala'"

Los Vecinos

El fiel musulmán comprende las enseñanzas del Islam que exhortan enfáticamente el buen trato de los vecinos y le concede una posición tan elevada en la escala de las relaciones humanas nunca igualada en ninguna otra religión o sistema.

Allah claramente prescribió el buen trato hacia los vecinos en el Corán:

[ Adorad a Allah y no Le asociéis nada. Sed benevolentes con vuestros padres, parientes, con los huérfanos, pobres, vecinos parientes y no parientes, el compañero, el viajero insolvente y con vuestros esclavos... ] (4:36)

Todos los vecinos tienen derechos sobre ti, aunque no estén vinculados por parentesco o religión. Esta honra del vecino es un ejemplo de la tolerancia promovida por el Islam.

Existen muchos Ahâdîz del Profeta ( ) que prescriben el buen trato a los vecinos en general, sin considerar los factores de parentesco o religión y confirman, a su vez, la importancia de la relación de buena vecindad en el Islam. Por ejemplo el siguiente Hadîz :

" Yibrîl insistió en el buen trato hacia los vecinos hasta tal punto que pensé que los incluiría como herederos".

Dijo el Profeta ( ) : “Quien crea en Allah y el día del Juicio final, que sea generoso con su vecino”.

Entre las expresiones de buen trato al vecino encontramos:

1. No perjudicarlos, dijo el Profeta : “Quien crea en Allah y el día del Juicio final, que sea generoso con su vecino”. Y cuando dijo: “Por Allah que su fe no es completa, por Allah que su fe no es completa, por Allah que su fe no es completa”. Le fue preguntado: ¿Quién mensajero de Allah? Dijo: “Quien su vecino no se siente a salvo de su maltrato”. Y también dijo sobre una mujer que se decía que ayunaba durante el día y oraba durante la noche pero que maltrataba a su vecino: “Ella merece el infierno”.

2. Ayudar al vecino. Dándole consejo siempre que lo pida, acudiendo en su ayuda, visitándolo cuando enferma, y felicitándolo cuando tiene alguna alegría, protegiéndolo de cualquier perjuicio, todo esto se encuentra dentro del significado general de la aleya: “ Adorad a Allah y no Le asociéis nada. Sed benevolentes con vuestros padres, parientes, con los huérfanos, pobres, vecinos parientes y no parientes ” (4:36) y dijo el Profeta ( ) : “Quien realmente crea en Allah y el día del Juicio final, que sea benevolente con su vecino”.

3. Ser generoso con el vecino. Dijo el Profeta ( ) : “Oh mujeres musulmanas, que no desprecie de hacer el bien a su vecina, aunque sea con un trozo de cordero”. Y dijo también: “Oh Abu Darr, si cocinas, agrega algo más de agua, y convida a tu vecino”.

4. Respetar y honrar al vecino. Consultándolo en los asuntos comunes y ayudándolo desde su hogar. Dijo el Profeta ( ) : “Que ninguno de vosotros le prohíba a su vecino colocar un madero sobre su pared medianera”. Y dijo también: “Quien tenga un vecino o un socio, que no venda su propiedad hasta ofrecérsela”.

Dos asuntos a tener en cuenta:

EL musulmán sabe si ha sido suficientemente bueno con su vecino al leer el hadiz: “Si sus vecinos dicen: es bueno, entonces ha sido bueno, pero si sus vecinos dicen: es mala persona, será como dicen una mala persona”.
Si el musulmán es probado con un mal vecino, tiene que ser paciente con él, porque el profeta () recibió la visita de una persona que se quejaba de su vecino y le dijo sé paciente, y a la tercera o cuarta vez que se quejó le dijo: Pon algunos de tus muebles en la calle. Entonces las personas comenzaron a pasar por allí y al preguntar la causa, les decía: “Me ha perjudicado mi mal vecino” hasta que este vino y le dijo: “Pon tus muebles nuevamente en tu casa, que por Allah que no volveré a perjudicarte”.

_________________
Corán: "Allah mismo se encarga de volver (de perdonar) a los que han pecado por ignorancia
y que se arrepienten luego. Allah les perdona, porque es sabio y prudente".

avatar
orgullosadeldin
moderador
moderador

Cantidad de envíos : 677
Localización : Al Andalus
Fecha de inscripción : 31/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Fuentes

Mensaje  orgullosadeldin el Miér Jul 09, 2008 11:29 am

Fuentes: ("Islam un Sistema de Vida" Centro Islámico de España, "La Voz del islam" Año 2 Nº12. La Verdadera Personalidad de la Mujer Musulmana, Al Hashimi. Conferencia disertada por el Sheij Hamed Muhammad Waly.)

_________________
Corán: "Allah mismo se encarga de volver (de perdonar) a los que han pecado por ignorancia
y que se arrepienten luego. Allah les perdona, porque es sabio y prudente".

avatar
orgullosadeldin
moderador
moderador

Cantidad de envíos : 677
Localización : Al Andalus
Fecha de inscripción : 31/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La familia es la base de la sociedad islámica. se valora enormemente la paz y la seguridad que una unidad familiar estable ofrece, y ello se considera esencial para el desarrollo espiritual de sus miembros

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.