La Belleza y las Musulmanas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Belleza y las Musulmanas

Mensaje  orgullosadeldin el Miér Abr 02, 2008 9:05 pm

La Belleza y las Musulmanas

Ella no va hasta los extremos del embellecimiento, ni hace una exhibición desenfrenada de si misma.

La mujer musulmana debe tener buena apariencia, la musulmana se preocupa de sus vestimentas y su apariencia, sin irse a los extremos. Se preocupa por tener una apariencia placentera para ella misma, su esposo, hijos parientes y amigas. Dice el Qur'an : "Diles (Oh Muhammad): ¿ Quien os ha prohibido engalanarnos y beneficiaros de todo lo bueno que Allah os ha proveído?..." . (7:32)

Descuidar nuestra apariencia, hasta el grado de llegar a ser ofensivo para nuestros compañeros en nombre del ascetismo y de la humildad no es propio del Islam. El profeta SWS , ejemplo del ascetismo y la humildad, solía vestir con ropas decentes, y se con una apariencia agradable a su familia y a sus compañeros. El considerada el acto de vestir bien y lucir bien como una manifestación de las bendiciones de Allah SWT: " Allah SWT ama ver los signos de sus dones en Sus siervos".

Prestar la debida atención a nuestra apariencia no debe hacer caer a la musulmana en la trampa del exhibicionismo desenfrenado (tabarruy), pues solo debe mostrar su mostrar su belleza a su marido y sus parientes mahram. Ella no debe perturbar el equilibrio base de toda enseñanza islámica, porque la mujer musulmana siempre apunta hacia la moderación en todas cosas.

Ella nunca olvida que el Islam la estimula a mostrarse atractiva, pero dentro de los limites permisibles, pero también es la religión lo que la previene de ir hacia los extremos para no convertirse en una esclava de su apariencia, como dice el hadiz: "¡Que desdichado es el esclavo del dinar, del dirham y de las finas vestimentas de terciopelo y seda! Si esto le es concedido alegra, y si no le es concedido se disgusta".

Uno de los peores excesos en el que han caído muchas musulmanas es el hábito de sacar a relucir costosos conjuntos de ropa en bodas y fiestas, que se han convertido en espectáculos de moda, donde competir es moneda corriente y se llega a extremos que van mas allá de las esferas del sentido común y la moderación. A esas mujeres, entre quienes ese hábito es común, no consideran que puede haber otras mujeres presentes económicamente incapaces de comprar tales prendas. El alarde extravagante, es contradictorio al espíritu equilibrado y moderado del Islam.

Aquella musulmana que se rodee del conocimiento del Islam estará exceptuada y protegida de tales errores absurdos, porque adoptó sus principios de moderación.
avatar
orgullosadeldin
moderador
moderador

Cantidad de envíos : 677
Localización : Al Andalus
Fecha de inscripción : 31/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.