Sheikh al Islam Muhammad Ibn Abdulwahab

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sheikh al Islam Muhammad Ibn Abdulwahab

Mensaje  saqr quraish el Jue Abr 03, 2008 2:18 am

IBN ABDUL-WAHAB, Muhammad



El Sheik-ul-Islam Muhammad bin Abdul-Wahhab (un renombrado reanimador y un gran reformador)

Sheik-ul-Islam Muhammad bin Abdul-Wahhab nació el 1115 H. en la ciudad de Uyainah, setenta kilómetros al noroeste de Riyadh, la capital del Reino de Arabia Saudita. Él perteneció a una altamente respetable familia de escolares, su padre, el Sheik Abdul-Wahhab bin Sulaiman, caracterizado por su profunda escolaridad y rectitud, heredó un status exaltado de su ancestro Sheik Sulaiman bin Ali, el jefe de los escolares y bien versado en la enseñanza, la escritura y el dictado de veredictos.

Era lo suficientemente inteligente como para memorizar el Corán por su corazón a la tierna edad de diez años solamente. Leyó los libros de Tafsir (exégesis) Hadith y Fiqh. Desde el principio, él estuvo grandemente interesado en estudiar los trabajos de los escolares más antiguos, particularmente aquellos del Sheik-ul-Islam Ibn Taimiya y su noble discípulo Ibn Qaiyim. Él fue atrás de todos estos libros y entendió bien los contenidos.

Las gentes de Najd fueron malamente indulgentes con las acciones politeístas y las prácticas no islámicas. Ellos estaban completamente subyugados con el politeísmo. Las sepulturas, árboles, piedras, cuevas, malos espíritus y las personas locas eran resguardados como deidades. Las historias sin base y cuentos fueron adscritos a ellos para manifestar su excelencia. Los mundanos Ulamas también se han desviado por la satisfacción de sus concupiscencias materialistas. Los adivinos y los magos estaban teniendo su influencia sobre la sociedad.

Nadie podía atreverse a desafiar sus atracos sobre los plebeyos. La misma condición estaba prevaleciendo en ambas, Meka y al-Medina también. Yemen estaba en la misma línea. Politeísmo, levantamiento de estructuras sobre las sepulturas, buscar refugio y asistencia de la muerte, santos y genios, eran el común de las características.

El Sheik comenzó su misión. Él invitó a la gente al Tauhid (monoteísmo Islámico) y los guiaba hacia el Corán y la Sunna. Él urgió a los Ulemás a seguir el Corán y la Sunna y derivaba los asuntos directamente de ellos. Contradecía fuertemente el seguimiento ciego de cualquier escolar de la Umma en preferencia del Corán y la Sunna.

El Sheik continuó su lucha para liberar el ambiente de todas las deshonras y contaminaciones, había numerosas tumbas, sepulturas, cuevas, árboles etc. que eran venerados por los musulmanes. Con la ayuda de Amir Uthman bin Ma'mar, la mayor parte de ello fue extirpado por el Sheik. Él se comprometió en purificar a la gente de los rituales politeístas y heréticos en Uyainah y sus alrededores.

En el tiempo promedio, una mujer para su purificación del pecado de haber cometido adulterio. Las investigaciones fueron hechas para saber si ella era mentalmente buena o no y también si ella había escogido ser castigada bajo alguna presión o voluntariamente. Cuando fue confirmado que ella estaba haciendo eso voluntariamente fuera de todo arrepentimiento, el Sheik ordenó el Rajm (muerte por lapidación, el castigo para los adúlteros). Debido a estos eventos (desmantelamiento de las tumbas, auto rendición de la mujer para el castigo y migración de la gente de Uyainah para buscar la guía de un Sheik) la reputación del Sheik se expandió a lo largo y a lo ancho.

Muhammad bin Saud pertenecía a una familia piadosa y él mismo era un practicante musulmán. Él intercambió sus puntos de vista con el Sheik y estaba regocijado de saber que su misión ayudaba a reavivar el Sagrado Corán y la Sunnah y el conocimiento islámico en su forma original; él deseó promover la firme creencia en la Unicidad de Alláh y la verdadera guía del Profeta Muhammed sws.

El Sheik comenzó enseñando, predicando e invitando a la gente a Alláh. Él emprendió la tarea de entregar lecturas de las diferentes ramas del conocimiento a saber; Tauhid (Monoteísmo Islámico); Exposición del Sagrado Corán y la Sunnah; Conocimiento del Fiqh y lengua árabe, etc.

El Sheik, junto con su trabajo de Dawa, planeó para el Jihad contra el politeísmo abrumador y las ideas y prácticas heréticas; e invitó a la gente de todos los rangos a unirse en esta misión. Delegados de cada rincón de la Península Arábiga visitó Daríyah para prometer su apoyo al Sheik y tomar lecciones del verdadero monoteísmo del Islam. Entonces ellos regresarían a sus lugares de origen a enseñar lo mismo a su gente y los educaran.

El Gobernador de Uyainah y las élites tomaron el viaje para pagar la visita y le pidieron que regresara a Uyainah. Pero el Sheik rechazó la propuesta. Ellos, asimismo, prometieron pelear por la causa del Islam hasta el final. El Sheik mandó a sus discípulos a las diferentes regiones y países a predicar las enseñanzas del Islam basadas solamente en el Sagrado Corán y los auténticos hadith del Profeta sws.

El Sheik llamó la atención de los Gobernadores y de los Escolares de cada región para con el politeísmo y la herejía en las cuales la gente era indulgente, y los invitaban a su erradicación. Para este propósito él pasó a la correspondencia. Escribió cartas a los gobernadores, a las élites y a los Escolares de Najd, Riyadh, Kharj, pueblos en la región meridional, Qaseem, Hayel, Washm, Sudair, etc. También escribió a los eminentes Ulemá de Ahsa, Meka, y Al-Medina. Fuera de la Península Arábiga tuvo correspondencia con las figuras de los eruditos de Siria, Irak, India y Yemen, también. Mantuvo su comunicación con ellos, les explicó los fines y objetivos de su misión, justificó los puntos con el Sagrado Corán y la Sunna y les llevó su atención hacia la erradicación de las absurdas y heréticas creencias y prácticas de las masas.

La misión del Sheik se extendió a lo largo y a lo ancho. Un gran número de Escolares y de otras gentes por todas partes, India, Indonesia, Afganistán, África, Marruecos, Egipto, Siria, Irak, etc. fueron influenciadas y atraídas hacia su Dawa. Ellos también se levantaron en sus propias regiones, con un gran celo y entusiasmo, para invitar a la gente hacia Alláh y las enseñanzas puras y básicas del Sagrado Corán y la Sunna, libre de todas las herejías y malas interpretaciones.

El Sheik dedicó toda su vida para esta Dawa y Jihad con extrema sinceridad y con la ayuda de Muhammad bin Saud su hijo Abdul-Aziz, los gobernadores de Daríyah. Respiró su último aliento el último día del mes de Dhul-Qada en el año de 1206 H. (1792).

Algunos trabajos suyos son los siguientes:

1.- Kitab at-Tauhid.
2.- Kitab Al-Kabaair.
3.- Kashf Ash-Shubhat.
4.- Mukhtasar Seerat Ar-Rasool.
5.- Masail Al-Jahiliyah.
6.- Usool al-Iman.
7.- Fadail al-Kuran.
8.- Fadail al-Islam.
9.- Majmu Al-Ahadith.
10.- Mukhtasar Al-Insaf wa Ash-Sharh Al-Kabeer.
11.- Al-Usool Ath-Thalatha.
12.- Aadab Al-Mashi ila As-Salat; entre otros.
[b]
avatar
saqr quraish
moderador
moderador

Cantidad de envíos : 169
Fecha de inscripción : 31/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.